Arrow

Blog

¿Qué tipos de inventarios existen y cómo se clasifican?

Los diferentes tipos de inventarios permiten a las empresas recoger y clasificar bienes y productos con diferentes criterios. Luego, gracias al control de inventario, se pueden detectar errores o problemas logísticos: 

  • desajustes en el número de referencias, 
  • fallos en las etiquetas, 
  • equivocaciones en el picking, entre otros.

Ahora bien, ¿qué tipos de inventarios existen? ¿Cuáles se adaptan mejor a cada necesidad? En este artículo podrás despejar esos y otros interrogantes acerca del mejor inventario en función de las categorías de tu negocio.

El inventario de la empresa

Se llama inventario al stock o almacenaje de productos disponibles para ser adquiridos por el cliente final. Se incluyen productos consumibles y activos fijos necesarios para el funcionamiento de la empresa.

La adecuada gestión del inventario permite:

  • Evitar pérdidas para la empresa como consecuencia de robos o desaparición de productos o consumibles. 
  • Perder la producción o dañarla por falta de rotación y control (en el caso de empresas que venden productos perecederos, este aspecto es crucial).
  • Encontrar faltas de stock y con ello, descontento o pérdida del cliente.

En conclusión: las tareas correspondientes a la gestión de inventario están orientadas a determinar los métodos de registro, clasificación, puntos de rotación y modelos de registro.

Así, el principal objetivo de inventariar es reducir al máximo los niveles de existencia y asegurar la disponibilidad de productos toda vez que el consumidor lo demande.

Tipos de inventarios

Los inventarios pueden clasificarse según diferentes criterios. A continuación, damos a conocer los más utilizados, a fin de optimizar la gestión logística de las empresas.

Inventario según el tipo de producto

En este caso, el inventario está sujeto al tipo de producto almacenado. Entonces, se distingue entre: 

  • Inventario de materias primas. Determina el stock disponible de las materias primas que se utilizan para la fabricación del producto final. 
  • Inventario de suministros de fábrica. Registra los materiales no cuantificables en el proceso de producción. Por ejemplo, pintura y tuercas.
  • Inventario de productos en proceso de fabricación. Contempla productos semielaborados, que todavía forman parte del proceso de producción. 
  • Inventario de productos terminados. Recoge productos ya finalizados y disponibles para la venta. 
  • Inventario de mercancías. Registra bienes adquiridos para la venta.

Inventario de existencias de naturaleza regular o cíclica

Este tipo de inventario se realiza varias veces al año, con periodicidad mensual, bimensual, trimestral dependiendo de la empresa y la mercancía. En caso de mercancías o productos que son de alto valor para la empresa, el control puede efectuarse en forma semanal.

Este método está destinado a mejorar la exactitud y fiabilidad en el control de inventario. También para detectar errores o defectos en los productos para posteriormente identificar las causas. De esta forma se logra, además, satisfacer la demanda durante el tiempo de reaprovisionamiento.

Inventario disponible

Este inventario incluye aquellos productos que están disponibles al momento de ser requeridos en función de una venta o para abastecer la producción. El objetivo es amortiguar situaciones provenientes de cambios impredecibles en la demanda de artículos.

La importancia de este tipo de inventario radica en que permite ajustar o modificar la cantidad necesaria de reserva de inventario. Así, es posible evitar faltantes o contratiempos frente a situaciones inesperadas.

Inventario online

Un inventario online es un documento donde se enumeran a modo histórico todas las líneas de la empresa, tanto activas como inactivas. Además, se asocian a cada número los datos que se consideren relevantes para la toma de decisiones.

En otras palabras, este inventario concierne a todo aquello que se encuentra a punto de entrar en la línea de producción de la empresa.

Inventario según su función

Según este criterio, pueden diferenciarse:

  • Inventario en tránsito o en ductos. Reúne todos los materiales y productos que han sido solicitados a los proveedores y que ya están de camino al almacén.
  • Inventario de seguridad o de reserva. Está destinado a cubrir contingencias inesperadas con la finalidad de no caer en roturas de stock. Registra los productos y materias primas con que se cuenta para afrontar:
  • Potenciales fallas en el proceso de producción.
  • Retrasos de los proveedores.
  • Aumentos inesperados de la demanda. 
  • Inventario de previsión o estacional. Cuantifica las referencias almacenadas con vistas a satisfacer demandas futuras de manera predictiva, para bienes habitualmente estacionales. 
  • Inventario de desacoplamiento. Su finalidad es diferenciar el inventario requerido para dos procesos de fabricación con tasas de producción diferentes. Así, cada proceso funciona de forma independiente y con una cantidad de mercancía determinada.

Otros tipos de inventario

Además de los enumerados anteriormente, existen otros tipos de inventario como son:

  • Inventario en cuarentena. Cuantifica las referencias que deben permanecer almacenadas durante un determinado período de tiempo antes de poder disponer de ellas. 
  • Inventario físico: se hace contando a mano y una a una las referencias a registrar.
  • Inventario de existencias obsoletas, muertas o perdidas: este tipo de inventario registra pérdidas, ya que reúne las referencias que no pueden ser comercializadas por alguna circunstancia. Por ejemplo, caducidad del producto, rotura o deterioro.

¿Qué tipo de inventarios manejan las grandes empresas?

La aplicación de uno u otro tipo de inventario depende tanto de las necesidades de la empresa como de los recursos con los que se cuenta. Por eso, antes de decidir qué inventario llevar a cabo se deben analizar aspectos centrales y prioritarios:

  • Objetivo o finalidad.
  • Tipo de referencias almacenadas.
  • Actividad de la empresa.
  • Dinámicas específicas de las operaciones. 

Por ejemplo, en un almacén con muchas referencias y una actividad diaria elevada, es conveniente recurrir a un inventario permanente con el objetivo de prevenir errores que impactan en la operativa del almacén. 

Conclusiones

Al margen de los diferentes tipos de inventario que existen, se debe considerar la naturaleza de la empresa y el modelo de negocio. Si algo tienen en común todos ellos es su propósito final: optimizar el almacenamiento y la gestión del stock para asegurar el mejor servicio al cliente

Por esa razón, el principal desafío logístico de cualquier empresa es implementar un tipo de inventario que ayude a incrementar al máximo la eficiencia de los procesos.

En relación con los inventarios, la apuesta por la automatización supone una auténtica ventaja competitiva en orden:

  • del control y la eficiencia,
  • la optimización de los tiempos, 
  • del mejoramiento de la productividad, la rentabilidad y el servicio al cliente.

Te puede interesar

Como mejorar la eficiencia logística en la distribución

¿Cómo Reducir los Tiempos de Entrega de Tus Pedidos a Cliente?

Aprende cómo organizar rutas de reparto de forma efectiva

Por: QuadMinds

Compartir.

#LOGÍSTICA #OPTIMIZACIÓN #TECNOLOGÍA

Notas relacionadas

septiembre 27 - 2022

¿Cómo garantizar una entrega segura a tus clientes?

LEER ARTICULO

Arrow

septiembre 22 - 2022

5 problemas de la logística en Latinoamérica y cómo resolverlos

LEER ARTICULO

Arrow

septiembre 20 - 2022

3 poderosas razones para implementar tecnología de ruteo

LEER ARTICULO

Arrow